¿Quiénes somos?

CICLO Curaduría Textil

Ropa de segunda mano.

Somos Zayda, Manuela y Tania tres mujeres ubicadas en Ciudad de México, nuestro interés personal por la moda y sensibilidad por la crisis ecológica nos acercó al mundo de la ropa de segunda mano y en el 2018 fundamos CICLO Curaduría Textil, una empresa de moda sustentable con un modelo de trabajo basado en una economía circular que ayuda a reducir el impacto social y ambiental que existe detrás de la industria actualmente.

Nos damos a la tarea de seleccionar ropa y accesorios usados de calidad con diseños atemporales de mujer y unisex para darles un segundo ciclo de vida. Nuestros procesos son completamente manuales, trabajamos de la mano de negocios locales en múltiples tratamientos de recuperación de la ropa. CICLO Curaduría Textil representa un cambio de hábitos de consumo al momento de vestir.

Zayda Aullet

Cofundadora de CICLO Curaduría Textil desde muy pequeña creció entre cámaras y escenarios, como actriz ha sido parte de múltiples proyectos de televisión, teatro y cine así como innumerables campañas de publicidad para México y el mundo. Egresada de la carrera de Comunicación Audiovisual a lo largo de su carrera profesional ha fusionado su sensibilidad por la fotografía y moda a través de diferentes proyectos editoriales como la revista Noir Magazine, Gatopardo y entre otras publicaciones del grupo Travesías Media.  

Manuela Casique

Cofundadora de CICLO Curaduría Textil. Manuela es egresada de la carrera de Ciencias Políticas en su natal Venezuela, emigra a México en 2014 y en su capacidad de reinventarse logra ser imagen de múltiples campañas publicitarias a nivel internacional. Su curiosidad e interés por los procesos creativos de la confección la llevan a formarse académicamente en este oficio, mismo que junto con su inclinación por llevar una vida más sustentable la convierten en uno de los pilares fundamentales en CICLO.


Tania Palacios

Cofundadora de CICLO Curaduría Textil y actriz, su infancia en constante movimiento entre maletas, distintas culturas e idiomas, la llevaron a tener un estilo de vida sensible al arte y diseño. En 2015 emigra a Nueva York donde despierta su interés por los textiles para poco tiempo después fundar Far From Home, un proyecto que trabaja de la mano con artesanas de los altos de Chiapas. Actualmente su vida es una fusión de los 15 años de carrera como actriz y su inquietud por llevar una vida con menor impacto ecológico.